• Banner-temporalidad-escritorio.jpg
  • Franquicia Creditaria
  • simulador hipotecario.jpg
  • Planes de financiamiento

Blog Creditaria

¿Cómo ser más productivo si trabajo desde casa? - 17 consejos

Escrito por Equipo Creditaria on 8 de mayo de 2019 11:38:29 CDT

como-ser-mas-productivo-si-trabajo-desde-casa

El homeoffice, como también lo conocemoses una prestación cada vez más común que las empresas otorgan a sus colaboradores y para muchos emprendedores es la forma en la que realizan a diario su trabajo. Y podríamos pensar que trabajar desde casa es lo más cómodo que nos puede pasar, la realidad es que nos enfrentamos a situaciones con las que no estamos acostumbrados a lidiar en un ambiente laboral. 

 

También te puede interesar: 4 Estrategias de productividad para emprendedores

 

Trabajar desde casa es increíble... hasta que nuestra mascota se sube al teclado, el vecino se pone creativo y decide fabricar una máquina del tiempo con las herramientas más ruidosas o, puede ser que nosotros mismos, nos convirtamos en nuestro peor enemigo.

 

A continuación, te compartimos una lista de recomendaciones excelentes para trabajar desde casa de algunos de los expertos en marketing digital de HubSpot.

 

1. DESPIERTA TEMPRANO

Aunque te resulte difícil de creer, una manera de mejorar tu productividad cuando trabajas en casa es poner manos a la obra apenas te despiertas. Comenzar un proyecto apenas te levantas de la cama puede ser clave para progresar más rápidamente durante el día. De lo contrario, te arriesgas a que un desayuno prolongado y la pereza innata de la mañana se lleven tu motivación.

 

2. ACTÚA LA MISMA RUTINA

Las ideas asociadas al trabajo en una oficina real pueden hacer que te sientas más productivo, y no tienes porqué renunciar a ellas si trabajas desde casa.

Cuando trabajas desde casa, sigue la rutina que seguirías si fueras a una oficina: programa la alarma del despertador, prepárate café y vístete bien. Los navegadores de Internet como Google Chrome incluso te permiten configurar múltiples cuentas con distintas barras de herramientas en la parte superior. Por ejemplo, una barra de herramientas para el trabajo en casa y otra para el trabajo en la oficina.

 

3. ORGANIZA TU DÍA IGUAL

Cuando trabajas en casa, eres tu propio jefe, pero si no tienes reuniones o compromisos que te den pequeños descansos durante el día, podrías perder la concentración o terminar agotado.

Para mantener una organización, divide tus tareas del día y en qué momento las llevarás a cabo. Si tienes un calendario en línea, crea eventos personales y recordatorios para pasar de una tarea a otra. Con el Calendario de Google, puedes hacer esto fácilmente.

 

4. TEN UN ESPACIO DE TRABAJO ESPECIAL

Que no trabajes en una oficina no significa que no puedas tener tu oficina propia. En lugar de tumbarte en el sofá o en la cama (lugares que asociamos con actividades en nuestro tiempo libre), asigna una habitación o un espacio específicos para trabajar.

 

5. TRABAJO EN CASA, EN OTRO LUGAR

¿Trabajar desde casa no te resulta práctico? Entonces sal. Las cafeterías, las bibliotecas, los lugares públicos y otros espacios con Wi-Fi pueden ayudar a simular un entorno de oficina que te permitirá mantener la productividad aun cuando no te encuentres en una oficina real.

 

👉 4 Estrategias de productividad para emprendedores 👈

 

6. EVITA REDES SOCIALES

Las redes sociales están diseñadas para que puedas abrirlas y consultarlas en un instante, pero si estás trabajando, esto puede ser perjudicial para tu productividad.

Para evitar acceder fácilmente a las redes sociales sociales durante el horario laboral, quita los atajos del navegador y, según Fast Company, cierra la sesión en cada cuenta. También puedes considerar la idea de trabajar en una ventana privada o, si usas Chrome, una ventana "de incógnito". De esta manera, no iniciarás sesión en ninguna de tus cuentas y cada búsqueda web que hagas no completará automáticamente las palabras que escribes. Te garantizo que así evitarás tomar demasiados "descansos" durante el día.

 

7. PON MÁS EMPEÑO

Los proyectos siempre llevan más tiempo del estimado inicialmente, por lo que a menudo logramos hacer menos de lo planeado. Al igual que debemos exagerar un poco el tiempo que dedicaremos a una actividad, también debemos sobreestimar el número de tareas que llevaremos a cabo durante el día. Aun si no alcanzas el objetivo, terminarás el día con una lista de tareas concretas completadas.

 

8. EXPLOTA RATOS DE PRODUCTIVIDAD

Nadie mantiene la productividad constante durante todo el día. Es normal que tu nivel de motivación varíe. Sin embargo, cuando trabajas desde casa, es muy importante saber cuándo ocurren estas fluctuaciones y tener un plan.

Si quieres aprovechar al máximo tus períodos de mayor productividad, guarda las tareas más difíciles para cuando sepas que tendrás la cabeza en ellas al 100%. Usa los períodos de menos motivación para completar las actividades logísticas más sencillas.

 

9. LLAMA POR LA TARDE

A veces me siento tan cansado por la mañana que no quiero ni escuchar el sonido de mi propia voz, mucho menos tener que hablar con otros. No conviene tomarse demasiado tiempo para comenzar a trabajar de mañana, pero sí puedes esperar un poco antes de trabajar directamente con otros.

Si te cuesta organizar una rutina razonable para ti cuando trabajas desde casa, comienza el día con las tareas que debes llevar a cabo tú solo. Deja las llamadas telefónicas, las reuniones y otro tipo de trabajo colaborativo para cuando te sientas bien despierto.

 

10. MANTENTE SIEMPRE OCUPADO

Hay un dicho popular que dice: "si quieres hacer algo, pídeselo a una persona ocupada".

Es extraño, pero una de las reglas de la productividad es que cuanto más ocupado estás, más productivo eres. Es como la ley de la inercia de Newton: todo cuerpo en movimiento tiende a seguir en movimiento. Si no te mueves, seguirás así. Las personas ocupadas se mueven tanto que siempre tienen la motivación para completar cualquier tarea que se les presente.

 

11. PLANIFICA  TUS TAREAS

Dedicar demasiado tiempo a definir lo que harás durante el día puede evitar que llegues a hacer esas tareas. Además, si planeas tu lista de tareas con tan poco tiempo, podrías sentirte tentado a cambiar cosas sobre la marcha.

Cambiar lo que necesites en tu agenda es importante, pero también lo es respetar las actividades programadas para el día. Trata de consolidar las actividades en tu agenda el día anterior. Esto hará que tenga más peso cuando pongas manos a la obra el día siguiente.

 

12. MANTENTE CONECTADO

Trabajar desde casa puede ayudarte a centrarte en tu trabajo en el corto plazo, pero también puede hacerte sentir desconectado de lo que sucede en la oficina. Las apps de mensajes y las herramientas de videoconferencias pueden ayudarte a mantener la comunicación con tus colegas y apreciar cómo impacta tu trabajo.

 

13. ESCUCHA MÚSICA 

Durante la semana, la música es tu compañera de emociones, y en el trabajo las mejores listas de música son aquellas que acompañan la energía de cada proyecto en el que trabajas. Las bandas de sonido de videojuegos son excelentes para esto. En los juegos, esta música instrumental está diseñada para que mantengas la concentración; tiene sentido que también te ayude en tu trabajo.

 

14. PIDE QUE RESPETEN TU ESPACIO

Quizá estés trabajando desde casa, pero tengas compañía. Asegúrate de que tus compañeros, hermanos, padres, parejas y hasta mascotas (bien, quizá no las mascotas) respeten tu espacio durante las horas de trabajo. El hecho de que estés trabajando desde casa no significa que estés realmente en casa.

 

15. TOMA UN DESCANSO

Es tan fácil distraerse cuando trabajas desde casa que puede tentarte la idea de no tomar nunca un descanso para evitar esta situación. No permitas que la culpa de trabajar desde la comodidad de tu hogar te evite tomar pequeños descansos. En lugar de simplemente abrir YouTube y ver algunos videos, aprovecha tus descansos para alejarte del escritorio. Sal a dar un paseo o pasa algo de tiempo con quien esté contigo en casa.

 

😱 Homeoffice, la forma de ahorra dinero de los empresarios 😱

 

16. PREPARA TU COMIDA UN DÍA ANTERIOR

Cuando estás en tu casa, puede resultar tentador dedicar tiempo a prepararte un buen desayuno o almuerzo, con todo lo que eso implica. No pierdas tiempo valioso preparando la comida del día: cocina el día anterior.

Cocinar de antemano te garantiza tiempo para disfrutar de la comida y evita que malgastes energía en tareas que no se relacionan con tu trabajo.

 

17. ELIGE UNA HORA DE TÉRMINO

Quizá pienses que trabajar desde casa te permitirá equilibrar mejor tu vida personal y laboral, pero ten cuidado. Trabajar desde casa también puede parecerse por momentos a trabajar en un casino: puedes compenetrarte tanto con una tarea que terminas perdiendo la noción del tiempo.

En la oficina, son tus colegas quienes te recuerdan que es hora de irte a casa. En casa, puedes programar una alarma que señale el fin de tu día laboral. No tienes que dejar de trabajar en ese preciso instante, pero saber que el día de trabajo técnicamente terminó puede ayudarte a comenzar a prepararte para dar por terminada la jornada.

 

Nuevo llamado a la acción

Fuente: HubSpot

Temas: Emprendimiento, Estrategia de Marketing, Productividad

Suscríbete a nuestro Boletín

Banner crédito
Banner crédito
Webinar Comercial

Lo más leido...

También te puede interesar:

Nuevo llamado a la acción
¿Quieres diseñar tu negocio ideal?
Conoce un negocio exitoso